Hace poco más de un año, a mi hijo, Francisco Jesús Zúñiga Aracena, se le detectó un Linfoma linfoblástico. Desde ese día su vida y la nuestra dio un giro inesperado y hace unas pocas semanas su cáncer lamentablemente pasó a leucemia. Nuestro hijo necesita con urgencia un transplante de Médula Ósea y si bien es cierto el servicio público nos da esa posibilidad, la lentitud del sistema, la incertidumbre y las probabilidades de éxito hace que la opción privada sea la más viable.
Desde que se detectó la enfermedad, Hemos sabido de grandes dolores y también pequeñas y grandes alegrías. Hemos pasado más tiempo en el hospital que en nuestro propio hogar. Hemos postergado fechas importantes como cumpleaños, años nuevos, día del niño, etc; Hemos conocido en su real dimensión las palabra Fe, fuerza, lucha y esperanza. Hemos sabido de la solidaridad de familiares y amigos, pero por sobretodo hemos descubierto que Francisco, igual que muchos niños, se ha transformado en un pequeño gran héroe, en un


PRINCIPITO VALIENTE




FRANCISCO JESÚS ZÚÑIGA ARACENA
PRINCIPITO VALIENTE,
"EL ANGELITO DE LOS NIÑOS".

Ha partido el 25 de agosto de 2012
a las 21:45 horas.

Sus restos descansan en el Parque del Sendero de Maipú

Ubicación: Sitio G1 - 49-A

¡¡¡ Vuela alto, Hijo mío. Vuela Alto,
Principito Valiente!!!





INFORMACIÓN: Haz partido y ya extraño tu risa, tu voz, tu abrazo. VUELA HIJO MÍO, VUELA y recuerda PAZ Y TRANQUILIDAD, busca la PAZ Y TRANQUILIDAD. TE AMO MÁS QUE A MI PROPIA VIDA ... ME ENCARGARÉ DE QUE TODOS CONOZCAN TU HISTORIA; TU LECCIÓN DE VIDA; TU LUCHA INCANSABLE. HASTA SIEMPRE HIJO MÍO.
ATENCIÓN

Las presentes líneas resumen lo que viví y sigo viviendo con mi hijo y además, me ha permitido entre otras cosas desahogarme

Si tú, quien sigue esta historia o has llegado acá por casualidad te encuentras muy sensible, te recomiendo no leerlas. Sí así decides hacerlo, aparte de agradecerte quiero recordarte que no es mi responsabilidad, pero aún así espero que aprendas de este ejemplo de vida.
GRACIAS

MI CORREO

lrodrigoz@hotmail.com

martes, 9 de abril de 2013

Retroceso



Hijos Míos:
                No sé lo que me ha pasado; aunque era de esperar. 

              He hecho todo lo humanamente posible para salir adelante, me he llenado de proyectos, he vuelto a trabajar.

                Por un lado, Francisco y Matilda, he creado y dirigido una nueva campaña en la comunidad; por otro lado hemos junto a tu madre instaurado un negocio de estampados; además he vuelto a la rutina laboral y a reencontrarme con mis alumnos; sin contar con los arreglos de la casa y una que otra sorpresa por ahí.

               Pero, hijos mío ¿Qué ha sucedido? Me desconozco, claro que me desconozco. No puedo reaccionar con normalidad, ando torpe. Estas líneas me cuesta escribirlas. Me siento lento. Siento como si mi cabeza a cada instante es presionada causando una constante molestia y relativo dolor; además de un continuo mareo. Las lágrimas afloran a cada momento apenas te recuerdo Fran, apenas te recuerdo Mati. El lunes cuando me dirigía a encontrarme con mi amigo Héctor para ir al trabajo, iba sintiéndome cada vez peor. Me subí al auto y apenas pude balbucear un "Llévame a casa". No supe como llegué aquí, no supe como volví a recostarme hecho un mar de lágrimas. Sin ganas de nada, sin ganas ni fuerzas para escribir, sin deseos siquiera de conversar.

            Te he recordado mucho Francisco. Te he recordado con tus enojos, risas y travesuras. Cuando jugabas y saltabas en la cama; cuando me abrazabas; cuando cruzado de piernas en el sillón jugabas en el computador. Te veo bajando las escaleras. Te veo bailando a lo Michael Jackson. Te escucho cantando la canción de Topo Gigio "Como mi papá" y tu famosa frase "NOOOO MI PAPÁ ES MUY VIEJO". Te veo Matilda, envuelta en una sábana en mis brazos, intentando abrir tus ojos, observándome y lanzando uno que otro sonido y yo no cansándome de hablarte, de besarte.

          Los necesito hijos ¿Por qué nos pasó todo esto? ¿Por qué la vida nos los arrebató del lado nuestro? ¿Por qué, si eramos tan felices? ¿Por qué a nosotros si no hemos hecho nada malo? ¿Por qué te fuiste Fran? ¿por qué te fuiste Mati? 

         Perdónenme hijos por no haber logrado con mi fe que todo esto pasara. Perdóname Fran, perdóname Mati. No pude sanarlos. No tuve el dinero suficiente para mejorarte Francisco y eso es algo que me perseguirá por siempre. No logré que Dios nos escuchara y tampoco logré que nos dejara a Matilda.

        Hoy fui al médico, me acompañó tu madre. Me miró y se sorprendió. La doctora me hablaba y sentía su voz lejana. Recordé cuantas veces estuve aquí. Recordé todo el tratamiento psiquiátrico que buscaba que me mantuviera tranquilo. De pronto, lo dijo y yo no lo quería escuchar "Debo darte una licencia y cambiaremos el tratamiento" Mis ojos se esforzaban por no retener el llanto. Sentía que el esfuerzo de estos meses por retomar mis actividades estaban quedando en nada y claramente lo que es peor, estaba viviendo un retroceso.

                             LOS AMO HIJOS, LOS EXTRAÑO HIJOS, LOS RECUERDO HIJOS.

         
                                                        Luis Zúñiga S.
                                                    Su orgulloso padre

PD. MATILDAAAAAAAAAA!!!!!!  FRAAAAAAAAAAAAAANN!!!!

1 comentario:

  1. POR QUEEEEEEEEEEEEEEEEEE??????
    MI QUERIDO PROFE...ESTOY UNIDA A SU FAMILIA CON MI CARIÑO Y BUENOS DESEOS...

    ResponderEliminar